Aprendamos a Sonreír como los Niños

Detrás de la sonrisa de un niño puede haber muchos motivos, pero el principal de todos es la alegría de vivir y de mirar el mundo desde su perspectiva: siempre descubriendo cosas nuevas y emocionando, siempre aprendiendo sobre todo lo que los rodea, y siempre siendo felices con cosas tan sencillas que muchas veces los adultos no alcalzamos a comprender. ¿Por qué no intentamos ver el mundo a través de los ojos de los niños? Quizá así aprendamos a sonreír como ellos 🙂
 
Muy feliz Día del Niño les desean Hans y Greta 😀
¡Sé el primero en votar!
Deja una respuesta