Piccolo, hijo de Piccolo

Me encanta Piccolo y odio a Piccolo. Como casi todos los protas de Dragon Ball, tiene muchísimo potencial. E igual que todos ellos, nunca llega a alcanzarlo.
Como villano con conflicto es entretenido. Como aliado/rival es fascinante. Como padre/héroe a su pesar está en su apogeo. Pero… Nunca brilla por su propia cuenta.
Me da la sensación de que probablemente el anime lo trate mucho mejor, porque dedica más tiempo a los momentos pequeños, entre batallas. Pero solo he leído el manga, y ahí me decepcionó.

like this
Deja un comentario